lunes, 14 de abril de 2014

Gustav Krupp

Los Krupp fueron una familia fundamental en la historia de la industria y el capitalismo en Alemania. Fueron los fabricantes de armas de Europa desde la mitad del siglo XIX hasta 1945. Alfred Krupp heredó una fábrica de acero en la ruina en la empresa más floreciente del continente, además de la principal fábrica de armas. Su hijo, Friederich Alfred siguió haciendo prosperar la empresa. Su hija, heredera de la empresa, se casó con Gustav Krupp Von Bohlen (1869-1950), siendo el protagonista de este artículo.
Gustav Krupp se convirtió en un personaje muy influyente en la Alemania Guillermina. Presionó a las distintas fuerzas políticas para que el Imperio tuviera una política exterior agresiva porque era evidente que eso le permitiría fabricar y vender más armas.
Al terminar la I Guerra Mundial tuvo que reconvertir su empresa, ya que el Tratado de Versalles le obligó a cambiar la fabricación de tanques y armas por la de tractores.
Cuando Hitler comenzó a ser protagonista en Alemania, Krupp se convirtió en un ferviente seguidor e impulsor del mismo. Sabía que si Hitler subía al poder volvería a poder fabricar armas y venderlas.
Al terminar la guerra, Krupp era un anciano delicado de salud y en Nuremberg fue juzgado su hijo, al que se le condenó a 12 años de cárcel como criminal de guerra por haber usado prisioneros de guerra de Auschwitz. En 1951 fue puesto en libertad. En 1968 la empresa dejó de estar en manos de la familia Krupp.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada