jueves, 15 de abril de 2010

La autocracia zarista

El sistema zarista era una clara autocracia. Era el único sistema politico europeo que a principios del siglo XX seguía dentro de las líneas marcadas por el absolutismo. El zar era la autoridad máxima. Ni la Alemania imperial ni el Imperio Austro-húngaron eran ya monarquías absolutas, aunque estuvieran algo alejadas de las democracias francesa o británica. En Rusia no había parlamento alguno, constitución o carta otorgada, separación de poderes, ni derechos algunos. El absolutismo ruso se mezclaba con un evidente paternalismo, el zar era el "padre" de todos los rusos, pero ante cualquier demanda popular no se escatimaban esfuerzos represores, además de contar con una policía política muy eficaz y que empleaba métodos durísimos sin contemplaciones.
A eso se unía un último zar, Nicolás II, incapacitado para su tarea, y que no había entendido el tiempo que le tocó vivir. Los interesados en la figura del último zar la biografía de Marc Ferro es fundamental, y que se encuentra citada en el artículo monográfico sobre este historiador.

4 comentarios:

  1. Nicolás II no fue el último zar. El último zar fue Simeón II de Bulgaria, que de hecho, aun está vivo.

    ResponderEliminar
  2. Si y me parece que hasta 1861 los siervos le pertenecian con la tierra a él o a sus aristocratas, por eso un Gogol escribio "Miortbye Duchi" o sea "las almas muertas" que un codicioso queria comprar también, con las vivas para hacerse con las tierras que representaban...A penas si los nobles sabian hablar ruso, aprendian francés con las nodrizas y se venian a la Costa Azul a vivir gran parte del año, despreciando a sus siervos, su cultura, como también lo muestra Cejov en "las Tres hermanas", en "el jardin de las Cerezas", en "el Tio Vania" y otras obras.
    El cine también lo mostro con "Siberiada" y el "Barbero de Siberia"...Por algo se hizo alli una revolucion.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de colgar un artículo sobre la emancipación de los siervos.

    Gracias por tu interés y tu comentario

    ResponderEliminar