sábado, 5 de enero de 2013

La última Casa del Pueblo, por Rafael Espino Navarro


Abandonada, olvidada y derruida, sus viejos muros de piedra aun conservan parte del orgullo de lo que un día fue y representó. Testigo mudo de otros tiempos, en su interior aún se conserva el espíritu de los sindicatos y las sociedades obreras que la albergaron. En su ensordecedor silencio, resuena el clamor de los gritos y cantos obreros. Oratorias y arengas. Aplausos y vivas. Se yergue altiva … desafiante y valiente, recordando la dignidad y la honradez de los hombres que la fundaron e hicieron posible y de su sacrificada lucha sin parangón por conseguir un mundo mas justo.”

El artículo completo sobre la Casa del Pueblo de Aguilar de la Frontera en:

http://blogs.publico.es/memoria-publica/2012/12/15/la-ultima-casa-del-pueblo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada