martes, 19 de marzo de 2013

Llega el día


"Llega el día, amigos míos, en que la gente se cansa de ser precipitada al abismo de la humillación, donde siente la desolación de la constante desesperación. Llega el día en la gente se cansa de verse apartada a empujones de la resplandeciente luz de julio y abandonada a su suerte en mitad del crudo frío de un noviembre alpino (...)
"Hay que recordar que no estamos aquí abogando por la violencia, hemos superado eso. Quiero que se sepa en todo Montgomery y en toda la nación que somos un pueblo cristiano (...). Pero la gran gloria de la democracia estadounidense es el derecho a luchar por lo que es justo (...) Y si estamos equivocados, entonces el Tribunal Supremo está equivocado. ¡Si estamos equivocados, Dios todopoderoso está equivocado!"
Estas palabras fueron pronunciadas por Martin Luther King en Montgomery cuando comenzó el boicot a los autobuses de la ciudad a raíz de la detención de Rosa Parks, la costurera valiente que se negó a seguir siendo discriminada en el transporte público de su ciudad. La oratoria de Luther King es inconfundible con sus alusiones religiosas, la belleza de las imágenes empleadas, y su incontestable lógica.
(El texto ha sido sacado del libro de Marshall Frady, Martin Luther King, Barcelona, Mondadori, 2002, págs. 55-56)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada