viernes, 19 de abril de 2013

El puño negro en las Olimpiadas de México


Muchos tienen en su mente las famosas imágenes de los atletas Tonmie Smith y John Carlos subios al podium de las medallas, con su puño en alto, con guantes negros y la cabeza hacia abajo mientras sonaba el himno norteamericano en los Juegos Olímpicos de 1968. Era la protesta de los admirados atletas negros en un mundo con racismo. Estas son las declaraciones de J. Carlos:
"El puño simboliza la unidad del pueblo negro. Quiero hacer a la prensa mundial una declaración y os pido que la reproduzcáis textualmente. Cuando subimos al podium se nos aplaudió como si fuésemos animales o caballos de carrera que habían hecho su trabajo perfectamente. Pero no somos animales que no saben reflexionar ante una carrera. Queríamos demostrar que no éramos animales negros. Cuando levantamos el puño pudimos oir cómo nos abucheaban muchos blancos. Hasta ese momento nos habían tratado como 'estupendos muchachos' a quienes se les recompensa con cacahuetes. Si no les interesa lo que los negros piensan en la vida cotidiana, que no vengan a ver cómo corren los negros. Por otra parte, está muy claro que van a ser los negros y los africanos los que están a punto de llevarse todas las medallas en los Juegos olímpicos"
Con esta protesta los atletas negros denunciaban la situación paradójica de la sociedad blanca. Por un lado, eran elogiados y premiados "con cacahuetes", mientras sufrían todo tipo de discriminaciones.
(Este texto está sacado de la obra de F. García de Cortázar y J.M. Lorenzo Espinosa, Historia del Mundoactual (1945-1995). Tomo II. "Imago mundi", Madrid, Altaya (sobre la edición de Alianza), 1996, pág. 69)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada