jueves, 9 de mayo de 2013

El camino frustrado en la despenalización de la homosexualidad en la Alemania de Weimar


Cuando se unificó Alemania el nuevo Código Penal introdujo un artículo -el 175- donde se castigaba con penas de prisión las relaciones sexuales entre hombres. Esta penalización recogía el punto de vista conservador prusiano de su propio código frente a otros mucho más liberales, como los de Baviera o Hannover que, ya en la primera mitad del siglo XIX, habían despenalizado dichas relaciones, fruto de la influencia francesa.
Los socialdemócratas lucharon a finales del siglo para que el Parlamento alemán aboliera el artículo 175. Se hacian eco de la campaña que había emprendido el psiquiatra Magnus Hirschelfd y su Comité Científico-Humanitario contra el mencionado artículo. Esta batalla política comenzó en 1898, y no comenzó a tener sus frutos hasta el año 1929. Con el apoyo de los comunistas consiguieron la creación de un comité parlamentario para la abolición de la penalización. Además, importantes intelectuales, escritores, artistas y científicos alemanes apoyaron esta abolición. Entre ellos, habría que destacar a Thomas Mann, Rainer Maria Rilke, George Grosz, August Bebel, Karl Kaustky, etc.
Todo se paralizó cuando en las elecciones de 1929 los nazis irrumpen con fuerza en el Parlamento y hacen imposible la formación de una mayoría para que se abrogara el artículo 175.

Para la redacción de este artículo me he basado en el libro siguiente:
Heinz Heger, Los hombres del triángulo rosa. Memorias de un homosexual en los campos de concentración nazis, Madrid, Amaranto, 2002

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada