jueves, 23 de mayo de 2013

Yihad


La yihad o guerra santa tiene varios significados. En primer lugar, se refiere a "esfuerzo"contra las propias pasiones. El concepto de guerra santa fue elaborado por los omeyas y abasíes en el contexto de la expansión del Islam. El objetivo era extenderlo o el de defenderlo frente a los enemigos, como los bizantinos y luego los cruzados occidentales. Debía llevarse por varones adultos. Los que morían en la guerra santa eran mártires, que tenían asegurado el paraíso.
La guerra santa no figura entre los pilares del Islam, aunque los jariyíes heterodoxos sí lo consideran el sexto pilar.
Según la Sunna la guerra santa debe ir precedida de una exhortación a los infieles para convertirse. En principio, no concernía las "gentes del libro", es decir, judíos y cristianos porque su estatuto les garantizaba la práctica de sus cultos respectivos. Así pues, en las zonas donde no había religiones monoteístas, como en la India o en África y, por tanto, consideradas por los musulmanes, como idólatras, se aplicó la guerra santa, y fue pretexto para no pocas masacres.
La guerra santa no se podía realizar contra los propios musulmanes pero este principio fue violado en no pocas ocasiones en la Historia en el fragor de los enfrentamientos entre unos y otros. En este sentido, los movimientos integristas han terminado por tergiversar el principio de la guerra santa, convirtiéndose en puro terrorismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada